miércoles, 12 de octubre de 2011

El alcance del 15M. El eco indignado resuena en Perú.

................................................................................................................................................................
Entrada publicada originalmente en "de la taberna al mito" el martes 13 de septiembre del 2011.
...............................................................................................................................................................

Orgulloso de ser un indignado.

“UN MISMO GRITO. Cuando las expectativas del pueblo no se condicen con su realidad, nace el descontento; cuando el Estado no responde, la indignación.” Así titulaba la portada del periódico semanal “.edu”, de la Universidad Católica del Perú, universidad a la que pertenezco en mi intercambio académico.


Fue una grata sorpresa el recoger ayer el semanario en la entrada de la universidad y encontrarme con el movimiento 15M de golpe. “El poder de la indignación. La disconformidad ante un sistema que no satisface las expectativas que despierta es el motivo por el cual ciudadanos de todo el mundo han salido a las calles a protestar. Ellos exigen un cambio drástico en las políticas de gobierno. Los indignados están por todas partes.” Y tanto que estamos por todas partes. El artículo recoge en particular a los indignados españoles, los israelitas y los chilenos, mencionando también lamanifestación en Brasilia en contra de la corrupción del pasado día 7.

El informe explica los motivos por los que tomamos la calle el 15M, volvimos a tomarla el 19J y volveremos a tomarla el 15 de octubre (15O). También explica el caso chileno, en el que piden una mejor educación a menor costo, y las manifestaciones del 14 de julio en Israel. Echo a faltar una mención a los griegos, pues ellos también han formado parte de esta revuelta mundial por su situación. Lo que sí nombra es el libro de Stéphane Hessel “¡Indignaos!”, (el cual recomiendo), proponiéndolo como el origen del movimiento.

Quizás pensáis que una mención en un periódico universitario tampoco es para tanto, cuando el Washington Post ya nos dedicó una portada. Pero para mí es un símbolo. Ahora parece que se ha enfriado un poco el tema y debe prender la llama de nuevo. Además, a modo personal, al vivir en un país extranjero estás más desconectado y esto ha hecho que vuelva a la carga, a mi manera, que vuelva a reflexionar y que me dé cuenta del alcance que tiene el movimiento de los indignados. Aun recuerdo cuando descubrí la página de “Democracia real ya” por casualidad, y como un loco empecé a hablarles a mis amigos sobre el tema, no teniendo demasiado éxito al principio. Ya me sorprendí bastante cuando alrededor de 500 personas se concentraron en Castellón el 15M, y más me sorprendí cuando más de 5000 lo hicieron el 19J.

Nunca he sido patriótico, pero cuando te encuentras a casi 10.000 Km de “la terreta”, y más en un continente donde tus antepasados han causado estragos, encontrarte con este tipo de cosas hace que te sientas orgulloso de donde vienes, pues yo soy un indignado más y vengo del país de los indignados.

Y recuerda, el 15 de octubre volvemos a tomar la calle. ¡Motivos nos sobran, solo nos faltas tú!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Abre debate, tu opinión también cuenta: