lunes, 27 de febrero de 2012

Carta a los señores de la música y el cine.


Estimados señores:

Hay comercios que han ido quedando obsoletos con el paso del tiempo, ya no hay tantos herreros que forjen espadas (pues algunos quedan), ni zapateros como los de antaño, tampoco la figura del sereno (tal y como se conocía en España), ni están los monjes copistas desde que apareció la imprenta, entre otros muchos oficios extinguidos. Otros han evolucionado para adaptarse a los nuevos tiempos, pero hoy en día hay un par de industrias, las suyas, que ni quieren adaptarse ni quieren morir, estas son la industria cinematográfica y la industria discográfica.


foto:  http://www.chuflai.net   
Hace poco que se han dado los Oscar 2012 y no mucho antes los Goya, y mira que pasó gente por la alfombra roja, pues a ninguno de ustedes parecía faltarles el pan de cada día. Aun así los politicuchos de turno, amiguetes suyos, se empeñan en proteger a los “pobres” artistas promoviendo las, ya muy bien conocidas, leyes antipiratería. Resulta pues que a todos los que empiezan les viene muy bien que existan plataformas que impulsen sus carreras, que todo el mundo comparta sus maquetas y sus cortos para darse a conocer en internet. Pero en el momento que tienen un poco de fama ya no se conforman con tener para vivir y para algún caprichito, como el resto de los mortales, quieren llevar un nivel de vida elevadísimo, luciendo las mejores galas y veraneando en los lugares más espectaculares. Creo que está bien que cobren unas cantidades elevadísimas cada vez que actúan, de alguna manera lo ganan con el sudor de su frente (los focos calientan mucho), pero que pretendan ganar millonadas por vender copias que cuestan escasos céntimos de euro me parece un abuso de poder. Producir un disco no es tan caro y es la mejor manera de promocionar su arte para que la gente vaya a sus conciertos y llenen sus cines. 

Ahora resulta que las ventas, por culpa de la piratería en internet, caen disparadas (aunque ustedes siguen vendiendo miles y miles de discos), pero quieren ganas las cifras millonarias que ganaban hace unos años, y convencen a los políticos para que le hagan leyes en su favor. Un poquito de humildad por favor. Si no fuera por ese internet que pretendéis censurar muchos de vosotros no seríais conocidos. ¿Acaso se va a acabar la música o el cine si continúa la piratería? Las que ya no tan necesarias son las distribuidoras que manejan ustedes, las que con un poquito de inversión son capaces de sacar un rendimiento altísimo vendiendo los discos y las películas sumándole una carga de más de 40 veces el costo que tiene la unidad.

Foto:  http://www.nacionred.com  
Lo mejor han sido las soluciones, subir el precio de las entradas en el cine, muy bien, menudos magnates están hechos, si antes no podía permitirme el lujo de ir al cine, ahora seguro que iré pagando el doble. Cuánta gente seguro reconoce que si las entradas valiesen un cuarto de lo que valen irían todas las semanas. No son buenos tiempos para nadie, pero por eso los que más pueden apretarse el cinturón son ustedes, porque aun así vivirán bien, y no pretendan seguir ganando como en los buenos tiempos a costa de impuestos indirectos y recortar nuestras libertades. Además, ¿han pensado en evolucionar? Adaptarse a los tiempos modernos, ofrezcan un servicio de calidad, que sea imposible de tener en casa, a un precio asequible y nos tendrán otra vez llenando sus cines. Ofrezcan plataformas accesibles por internet con un bajo coste y de calidad, ganen con la publicidad como hacen muchas otras plataformas y, sobretodo, no pretendan ganar tanto. Frenen su tren de vida y conviértanse en personas normales.

Se han acostumbrado a vendernos cualquier basura y nosotros nos la hemos tragado, pero ahora nuestra economía no es tan fuerte, por tanto, tenemos que seleccionar los productos de calidad, por eso las superproducciones que ofrecen unos efectos increíbles siguen teniendo mucho éxito, mientras que no vamos a ver cualquier película con un guión bochornoso hecha con las sobras de otras películas. Esas son las películas que, cuando no tenemos otra cosa que hacer, vemos por internet, así que no piensen que les estamos robando, pues seguirían sin ganar dinero. Personalmente, la música de calidad o mis películas favoritas no me las descargo en internet, pero no voy a hacer lo mismo con toda su basura.

Espero que hagan algo al respecto y no caven su propia tumba censurando internet, pues gracias a él su público es muchísimo mayor.

Atentamente, un consumidor algo enfadado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Abre debate, tu opinión también cuenta: